Señales de que puede tener una hernia

Esta afección, en la que el tejido sobresale debido a un debilitamiento del revestimiento muscular, puede ser increíblemente dolorosa. Pero identificar los síntomas temprano puede ayudarlo a minimizar su sufrimiento y obtener el tratamiento que necesita más rápido.

Un bulto en el abdomen

Una hernia ocurre cuando parte de un órgano o tejido empuja fuera de su cavidad normal hacia un área del cuerpo a la que no pertenece. Por ejemplo, esto puede suceder con los intestinos, que pueden sobresalir a través de un punto débil en la cavidad abdominal. El signo más común de una hernia es un bulto o protuberancia visible y doloroso en el área abdominal. Pero ese no es el único indicio de que podría estar experimentando esta afección común y, a veces, dolorosa y potencialmente peligrosa. A continuación se presentan algunos otros síntomas de hernia que es mucho más probable que ignore.

Dolor al inclinarse o levantar objetos pesados

El dolor y la incomodidad en el abdomen pueden indicar una hernia incluso si no ve un bulto. En particular, si siente dolor, presión o incomodidad al agacharse, levantar cosas o toser, es posible que desee hablar con su médico. Las hernias también pueden manifestarse en forma de una opresión incómoda en el abdomen o la ingle. Algunos tipos raros de hernias, como las hernias femorales u obturadoras, en las que una parte del intestino empuja hacia la ingle o la parte superior de la pierna, es menos probable que se revelen en forma de bultos; el diagnóstico de estos tipos puede requerir una tomografía computarizada.

Sentirse lleno

Este es uno de los síntomas de hernia que más fácilmente se pasa por alto, ya que es muy fácil confundirlo con estar lleno. Sin embargo: según la Clínica Cleveland, el tipo más común, la hernia inguinal, ocurre en la zona abdominal inferior o en la ingle; puede ser doloroso o puede dejarle con la sensación de que acaba de terminar la cena de Acción de Gracias. Si se siente hinchado y pesado y no ha comido en exceso, especialmente si la sensación empeora o se vuelve dolorosa, hágase un chequeo para detectar una hernia.

Dolor muscular

Una vez que tiene una hernia, la presión sobre las áreas circundantes puede provocar una mayor sensación de fatiga muscular y dolor. Si siente dolor, especialmente en los músculos de la parte superior de la pierna y la ingle, la culpa puede ser una hernia.

Náuseas o vómitos

Problemas abdominales como malestar estomacal o vómitos pueden ser una señal de que una hernia se está volviendo grave. El tejido herniado que no se cura o no regresa al lugar al que pertenece se considera “encarcelado”, lo que significa que está atrapado y que puede provocar náuseas y / o vómitos. Según un artículo publicado en Annals of Translational Medicine , lo que se conoce como hernia encarcelada aguda es una emergencia quirúrgica bastante común. Afortunadamente, se han logrado avances en lo que describen como “dispositivos y técnicas mínimamente invasivas”, por lo que la cirugía laparoscópica se puede utilizar en algunos casos como tratamiento.

Fiebre

Siempre debe tomarse la fiebre en serio, pero si está acompañada de otros síntomas de hernia, debe acudir a la sala de emergencias de inmediato. Podría significar que el tejido herniado está estrangulado (no recibe ningún flujo sanguíneo) y esa es una situación potencialmente mortal.

Estreñimiento

El estreñimiento puede causar hernias. Pero, ocasionalmente, también es un síntoma: su intestino grueso puede hernirse y eso puede bloquear la digestión. El resultado será estreñimiento y dificultad para expulsar gases , según un estudio de la Universidad de Harran. En algunos casos, la porción del intestino puede incluso hincharse y estrangularse, una condición que generalmente requiere un procedimiento quirúrgico para corregirla.

Acidez

Una hernia de hiato puede golpear la parte superior del abdomen y tiene síntomas de hernia muy diferentes, comenzando con acidez o dolor en el pecho, según la Clínica Mayo. Un pedazo de su estómago se aprieta a través del tejido débil hacia su diafragma; El ácido del estómago escapado puede inflamar el área. El resultado será una sensación de ardor que se parece notablemente a la acidez de estómago.