Remedios caseros para los quistes pilonidales

20 / 100

Los quistes pilonidales son un tipo de infección crónica de la piel que ocurre en la región del pliegue de los glúteos. Los quistes aparecen y crecen como una reacción a los pelos incrustados en la piel o “pelos encarnados” . Los quistes pilonidales pueden ser asintomáticos; por ejemplo, no siente ninguna molestia o dolor en absoluto, o muestra síntomas como dolor e inflamación. ¡Descubramos algunos remedios caseros viables para los quistes pilonidales en casa con!

I. Introducción

Si bien no se determina el factor desencadenante exacto de los quistes pilonidales, los expertos creen que son causados ​​por pelos sueltos que penetran en la piel. El cuerpo considera que este cabello es una sustancia externa y la respuesta del sistema inmunitario contra él provoca la formación de un quiste alrededor de nuestro cabello. Cualquier trauma en la región de los glúteos también podría contribuir al desarrollo y al crecimiento de los quistes pilonidales.

Primero, solo habrá una depresión de tamaño pequeño, similar a un hoyuelo, en la superficie de la piel. Sin embargo, una vez infectada, la depresión se convertirá en una masa hinchada. Puede ser un absceso donde se acumula pus o un saco cerrado lleno de líquido.

1. ¿Quién puede obtener quistes pilonidales?

  • Aquellos que tienen mucho cabello en la región de la hendidura también deben enfrentar el problema de los quistes. Si una persona tiene mucho vello en el área de la hendidura, puede someterse a una depilación láser para reducir los riesgos de desarrollar quistes.
  • Los hombres con una hendidura natal profunda son más vulnerables a tener quistes pilonidales.
  • Una historia familiar de quistes u ocupaciones pilonidales que involucran largas horas de estar sentado también es un factor desencadenante que conduce a la formación de quistes.

2. Causas de los quistes pilonidales

Hay muchas teorías que rodean los desencadenantes de los quistes pilonidales, pero hasta ahora, ninguna de ellas ha demostrado ser consistente en ninguno de los casos que tienen quistes pilonidales. Una de las teorías es que el cabello suelto que puede penetrar en la capa subcutánea de la piel a través de los folículos que se han dilatado. Debido a este vello encarnado, se forma un quiste alrededor del cabello y puede aumentar el volumen provocado por la acumulación de residuos en la piel. También se considera que el trauma repetido o el exceso de presión también pueden hacer que una persona sea vulnerable a este problema de la piel.

3. Síntomas de los quistes pilonidales

  • Fiebre
  • Mal olor del drenaje de pus.
  • Pus drena de absceso
  • Tierna al tacto
  • Hinchazón y enrojecimiento en esta zona.
  • Dolor en la parte inferior de la columna vertebral

Los síntomas y signos más comunes incluyen un mal olor del pus, la incomodidad y el dolor al estar de pie o sentado, el drenaje de pus o sangre por una abertura en la piel, así como la piel inflamada. Si la infección es grave, también puede haber síntomas de náuseas, malestar y fiebre.

Este tipo de infección de la piel es más común en hombres que en mujeres. El riesgo es mayor en las personas con obesidad y en aquellas con vello corporal excesivo, así como en vello corporal grueso o grueso. Un estilo de vida inactivo o un trabajo que requiera estar sentado durante mucho tiempo a lo largo del día también puede aumentar las posibilidades de tener la infección.

Los casos leves de quistes pilonidales se pueden resolver por sí solos y con frecuencia no requieren tratamiento. Sin embargo, en algunos casos, la cura prolongada y la cirugía pueden ser necesarias para reducir el tamaño de los quistes y prevenir infecciones.

II. Consejos rápidos para aplicar en casa

  • No use las manos sucias para tocar el área.
  • Evite aplicar cualquier tipo de humedad en la región infectada.
  • Lave el área infectada con jabón antiséptico y agua tibia y séquela bien.
  • No use geles o cremas para aplicar directamente sobre el área infectada, ya que puede causar más irritación en la piel.
  • No intente pinchar sus quistes con herramientas afiladas para estimular el drenaje de líquidos.
  • Siga dando vueltas alrededor de la casa o camine en su área de trabajo de manera regular.
  • Evite estar sentado durante mucho tiempo de forma continua para evitar el problema, así como para aumentar el proceso de curación.
  • Intente perder peso según sea necesario para reducir las posibilidades de tener este problema doloroso.
  • A medida que la condición se cure, elija la depilación láser para mantener la región libre de vello.
  • Incluya alimentos antiinflamatorios, como nueces, almendras, aceite de oliva, pescado graso y verduras de hoja verde en su dieta para combatir la inflamación y el dolor.
  • Intenta dejar la herida abierta al aire y relájate cuando estés en casa.
  • Cubra la herida cubriéndola con un vendaje cada vez que salga.
  • Por el momento, duerme de lado o boca abajo.
  • Limpie el área con papel de seda sin perfume y un poco de agua después de usar el baño.
  • Para prevenir quistes pilonidales, mantenga el área seca y limpia.

III. Remedios caseros naturales para los quistes pilonidales

Estos son los mejores remedios caseros que puede utilizar en el hogar con el apoyo de ingredientes naturales que son fáciles de encontrar en su cocina. ¡Vamos a ver cómo usarlos para reducir los signos y síntomas de la enfermedad del hígado graso de forma natural!

1. Lila india (Neem)

El primero de los mejores remedios caseros para los quistes pilonidales que puede hacer es usar la lila india, también conocida como neem, que puede ayudar mucho a curar la infección.

Debido a sus cualidades antibacterianas y antisépticas naturales, el neem puede ayudar mucho a mejorar el proceso de curación y mantener a raya la infección.

  • Primero, intente hervir un puñado de hojas de neem dentro de una cacerola llena de agua hasta que la mitad del agua se evapore. Cuele y deje que el agua se enfríe naturalmente. Enjuague el área infectada con este agua infundida con neem dos o tres veces a lo largo de la dat.
  • Muela un puñado de hojas de neem bien lavadas para crear una pasta. Utilice la pasta para aplicar directamente sobre su problema de piel infectada. Déjelo quieto dentro de unos veinte minutos antes de usar agua tibia para lavarlo. Haga esto tres o cuatro veces al día.

Leer más: 18 mejores remedios caseros para el acné quístico en cara, cuello, nariz, mejilla, frente

2. Bolsitas de té negro

La propiedad ácida del té negro puede ayudar a prevenir que estos quistes empeoren y ayudar mucho a mantener a raya la infección. El poder antiinflamatorio natural del té también puede ayudar a aliviar rápidamente la hinchazón y el dolor. Estos son los pasos que puede seguir exactamente en casa como uno de los mejores remedios caseros posibles para los quistes pilonidales:

  • Sumergir una bolsa de té negro en agua tibia en unos cinco minutos.
  • Sacarlo del agua y exprimir el exceso de agua.
  • Sostenga la bolsa de té húmeda sobre el área infectada dentro de unos cinco a diez minutos.
  • Repita unas cuantas veces al día durante varios días.

Leer más: 9 usos de aceite de ricino para ebulliciones en hombres y mujeres

3. la cúrcuma

La cúrcuma es otra muy efectiva entre los mejores remedios caseros para los quistes pilonidales que puede encontrar allí. El compuesto de curcumina en la cúrcuma puede ayudar a exhibir una propiedad antiinflamatoria que puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación. Además, el poder antiséptico de la cúrcuma puede ayudar mucho en la prevención y tratamiento de cualquier infección.

  • Primero, solo necesitas beber un vaso de leche mezclada con 1 cucharadita. de polvo de cúrcuma.
  • Mezclar 1 cucharada. de polvo de cúrcuma con un poco de agua para crear una pasta. Frote esta pasta en sus quistes y deje que se seque naturalmente. Enjuague el área con agua tibia. Repita dos o tres veces al día durante aproximadamente 3 a 5 días.

Más información: 41 consejos sobre cómo deshacerse de Milia en los labios, la frente y alrededor de los ojos Rápido

4. Aloe Vera

Para aumentar la curación y reducir la hinchazón y el dolor, el aloe vera es muy útil. Sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias pueden ayudar mucho a reducir la incomodidad y acelerar la curación de un quiste pilonidal. Hay 2 remedios caseros principales para los quistes pilonidales que puede utilizar en casa con la ayuda de aloe vera:

  • La primera opción es empapar una bola de algodón en gel fresco de aloe vera en aproximadamente cinco minutos, luego usarla para aplicarla directamente sobre el área infectada en aproximadamente media hora. Espere dos horas, luego vuelva a aplicar una bola de algodón recién empapada. Aplicar el método dentro de aproximadamente 1 semana.
  • Alternativamente, extraiga el gel de aloe vera fresco de una hoja de la planta de aloe y utilícelo para aplicar directamente en el área infectada. Deje que permanezca dentro de unos quince o veinte minutos antes de lavarlo con agua tibia. Repita este método tres o cuatro veces al día.

Echa un vistazo a: 29 usos de Aloe Vera para cicatrices de acné, enrojecimiento, manchas y poros

5. el ajo

El ajo también se encuentra entre los remedios caseros más efectivos para los quistes pilonidales, gracias a sus potentes propiedades antimicóticas y antibióticas. Como se toma internamente, también puede ayudar mucho a reforzar el sistema inmunológico para luchar contra las infecciones y promover la curación.

  • También puede consumir un diente de ajo machacado dos o tres veces al día, seguido de un vaso de agua.
  • Machaca un diente de ajo con el dorso de un cuchillo y úsalo para aplicar directamente sobre el área infectada. Cúbralo con una gasa y déjelo dentro de 3 a 5 minutos, luego enjuáguelo. Haga esto una vez al día durante unos días.

Nota: la  aplicación tópica de ajo no es adecuada para personas con piel sensible. Además, asegúrese de no dejar que permanezca en la piel durante más de diez minutos seguidos.

Más información: 21 consejos sobre cómo deshacerse de los forúnculos en la cara, muslos internos, nariz y glúteos

6. aceite de ricino

El aceite de ricino tiene altas propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor asociado con los quistes pilonidales.

También ayudará a impulsar el proceso de curación.

  • Remoje una bola de algodón en aceite de ricino caliente.
  • Úselo para aplicar directamente sobre el área infectada y use un vendaje para cubrir con una bola de algodón.
  • Aplique este método dos o tres veces al día, usando un vendaje nuevo y una bola de algodón recién empapada cada vez.
  • Aplica este remedio hasta que desaparezca el quiste.

7. Sal de Epsom

La sal de Epsom puede aliviar la agonía de un quiste pilonidal. Contiene propiedades curativas naturales que ayudarán mucho a reducir y curar el quiste muy rápido. El sulfato de magnesio que contiene puede ayudar a expulsar el pus de los quistes.

También ayudará mucho a aliviar la infección asociada a la inflamación y el dolor como uno de los remedios caseros naturales más efectivos para los quistes pilonidales.

  • Primero, puede intentar tomar un baño de asiento caliente en agua tibia mezclada con sal de Epsom.Al agregar sal de Epsom en el agua del baño, use una taza de sal por cada seis pulgadas de agua.
  • Alternativamente, intente agregar 1 cda. de sal de Epsom en una o dos tazas de agua tibia. Mezclar bien hasta que los gránulos de sal se disuelvan por completo. Empape una bola de algodón en esta solución y aplíquela en el área afectada durante 20 a 30 minutos. Repetir una vez al día durante varios días.

8. Vinagre de sidra de manzana

Usar vinagre de manzana también puede ayudar a tratar esta infección como una estrella brillante entre los mejores remedios caseros para los quistes pilonidales.

Su propiedad antiinflamatoria puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Además, el poder antibacteriano y antiséptico del vinagre de sidra de manzana puede ayudar a prevenir el crecimiento bacteriano que puede conducir a una infección adicional y retrasar el proceso de curación.

  • Primero, agregue 1 cucharadita. de vinagre de sidra de manzana crudo y sin filtrar a 1 vaso de agua tibia y consumirlo 2 veces al día para mejorar el proceso de curación desde adentro hacia afuera.
  • Alternativamente, intente mezclar dos o tres cucharaditas de vinagre de manzana crudo, orgánico y sin filtrar en media taza de agua tibia. Empape una bola de algodón en la solución y póngala directamente en el área infectada en unos 60 segundos. Repita este remedio tres o tres veces durante unos días todos los días.

9. Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té también es uno de los mejores remedios caseros para los quistes pilonidales para este doloroso problema. Este aceite tiene propiedades curativas y curativas en forma de propiedades antiinflamatorias, antifúngicas y antibacterianas, que pueden mantener a raya una infección.

Ingredientes:
  • Una bola de algodon
  • 2 a 3 gotas de aceite de árbol de té
  • Una curita
Direcciones:
  • Sumergir la bola de algodón en el aceite y poner esto en los quistes.
  • Sostenga el algodón en su lugar con el apoyo de la tirita.
  • Dejarlo quieto dentro de 2 a 3 horas aproximadamente.
Con qué frecuencia aplicar:
  • Repita esto dos o tres veces al día hasta que el quiste se cure.
Por qué esto funciona:
  • El aceite de árbol de té tiene muchos antioxidantes, que pueden ayudar a reducir la inflamación de los quistes pilonidales. Con sus propiedades antibacterianas y antimicóticas naturales, el aceite de árbol de té seca rápidamente el hervor y también puede ayudar a minimizar los riesgos de una infección adicional.También puede soportar el crecimiento de tejido alrededor de los quistes.

10. Compresas calientes

Para aliviar el dolor intenso, también puede intentar aplicar compresas tibias en el área infectada, ya que puede funcionar muy bien. Una compresa tibia también puede ayudar a que el pus y el líquido acumulado dentro de los quistes se drenen rápidamente y comenzará el proceso de curación.

Sin embargo, las compresas calientes no podrán prevenir el desarrollo de quistes pilonidales.

  • Empape un paño en agua caliente y escurra el exceso de agua.
  • Sostenga el paño caliente en el área infectada durante 3 a 5 minutos.
  • Repita tres o cuatro veces a lo largo del día hasta que el líquido comience a drenar.

Además, también puede intentar tomar un baño de asiento caliente o enjuagar el área con agua tibia durante unos minutos.

11. Bicarbonato de sodio

Ingredientes:
  • 1/2 cucharadita. vinagre blanco
  • 1/2 cucharadita. bicarbonato de sodio
Direcciones:
  • Mezclar los 2 ingredientes para crear una pasta.
  • Aplique esto en el quiste pilonidal y déjelo reposar durante quince a veinte minutos.
  • Lavar con agua.
Con qué frecuencia aplicar:
  • Aplique esto diariamente hasta que el quiste se cure.
Por qué esto funciona
  • El vinagre y el bicarbonato de sodio poseen propiedades antimicrobianas que pueden ayudar mucho en el tratamiento de la infección en el área con quistes. Además, el bicarbonato de sodio puede ayudar mucho a reducir la inflamación y calmar la piel irritada, según [1] .

12. Cebolla

La cebolla es un ingrediente muy común que se puede usar para curar muchos problemas de la piel e infecciones. También puede funcionar bien como remedios caseros naturales para los quistes pilonidales.

Ingredientes:
  • Vendaje
  • Una rebanada gruesa de cebolla
Direcciones:
  • Coloque la rodaja de cebolla en el área infectada y manténgala en su lugar con una venda.
Con qué frecuencia aplicar:
  • Cambie la rodaja de cebolla cada dos o tres horas.
Por qué esto funciona:
  • La cebolla tiene propiedades antimicrobianas debido a que puede ser utilizada efectivamente para tratar la infección del quiste pilonidal, de acuerdo con [2] .

13. Pasta de miel y canela

Ingredientes:
  • 1/2 cucharadita. canela en polvo
  • 2 cucharadas. miel
Direcciones:
  • Mezcla el polvo de canela con miel para crear una pasta.
  • Extienda esta pasta sobre los quistes y deje que repose el mayor tiempo posible.
Con qué frecuencia aplicar:
  • Repita este método 1 a 2 veces todos los días.
Por qué esto funciona:
  • Cuando piensas en sustancias antiinflamatorias, la miel es la primera que puede venir a tu mente.También contiene propiedades antisépticas y puede aliviar los signos de quiste pilonidal muy rápido, según [3] . La canela también tiene propiedades regenerativas tisulares y propiedades antimicrobianas que pueden ayudar a mejorar el proceso de curación, según [4] .

14. raíz de bardana

Ingredientes:
  • 1 cucharada. miel
  • 1/2 cucharadita. polvo seco de raíz de bardana
Direcciones:
  • Hacer una pasta con los ingredientes y aplicar sobre el quiste.
  • Mantener la pasta durante unas horas.
Con qué frecuencia aplicar:
  • Aplicar esto dos o tres veces al día.
Por qué esto funciona:
  • La raíz de bardana se usa a menudo para tratar afecciones de la piel como el eccema y la psoriasis.Cuando se emplea en el tratamiento de quistes pilonidales, ayuda a extraer las toxinas y curar el quiste, según [6] .

15. El aceite de coco

Este es el último entre los remedios caseros factibles para los quistes pilonidales que nos gustaría compartir con la esperanza de ayudar a los lectores a lidiar con la infección.

Ingredientes:
  • 1/2 cucharadita. orgánico [5]
Direcciones:
  • Derrita el aceite entre las puntas de los dedos y aplíquelo generosamente sobre la piel infectada.
  • Deje que el aceite permanezca durante 2 horas.
Con qué frecuencia aplicar:
  • Haz esto 2 veces al día.
Por qué esto funciona:
  • El aceite de coco es antifúngico y antibacteriano por naturaleza. También puede ayudar a reducir la inflamación y nutrir la piel con ácidos grasos saludables, de acuerdo con [7] .

Después de leer este interesante artículo, esperamos que todos mis lectores puedan encontrar algunas de las mejores soluciones útiles para tratar los síntomas de los quistes pilonidales. En realidad, todos los remedios caseros para los quistes pilonidales que mencionamos anteriormente son seguros y efectivos para tratar los síntomas de la infección sin causar efectos secundarios no deseados. Por lo tanto, puede sentirse seguro al aplicar cualquiera de estos remedios caseros. Ahora, si conoce otros tratamientos caseros efectivos que pueden ayudar a abordar este problema de salud, puede compartirlos con nosotros dejando sus comentarios en la sección de comentarios a continuación.

Author Details
Elizabeth G. Hamlett es una escritora y bloguera con experiencia, que lleva más de 16 años trabajando en la industria de la salud, la belleza y la buena forma física. Ella es la editora chef de Exiij, quien proporciona recursos confiables para ayudar a los lectores a resolver todos sus problemas de salud, belleza y muchos otros problemas en la vida. También tiene muchas experiencias en la investigación de los campos de las relaciones, el estado físico, el estilo de vida y los problemas secretos de hombres y mujeres.